Cocinandos

Finalmente veo la luz. Las navidades. Es lo que tienen. Son como una plaga que te llena la casa de polvorones, mantecados, alfajores, turrones y semejantes. Cuesta librarse de ellas, porque cuando crees que por fin lo has conseguido, siempre resurge por algún rincón, como una maldita cucaracha, algún tipo de dulce envuelto en papel…