El abuelo Víctor

Sí, he tenido muchos amores… platónicos. Creo que la primera vez que me enamore platónicamente tenía ocho años. Lo hice de una chica que pasaba cada mañana por delante de la parada del autobús del colegio. Nunca supe su nombre y, cuarenta años después, su rostro no es más que una imagen desenfocada. También me…